Historia de Paraguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El Paraguay fue descubierto por Alejo García y Sebastián Gaboto ambos a las órdenes de España en el año 1524, en tanto la ciudad de Asunción fue fundada en 1537 por Juan de Salazar y Espinosa natural de Espinosa de los Monteros (España) siendo consolidada por Juan de Ayolas. Dándose inicio así a una larga historia de Colonialismo, hasta el año 1811, año en que se independizó de España.

Tabla de contenidos

[editar] Tiempos precolombinos

El territorio del Paraguay Oriental, es decir el área ubicada entre el río Paraná al este y el río Paraguay al oeste, se encontraba habitado por diversas etnias indoamericanas que se encontraban en estado de guerra entre ellas. Estas etnias pertenecían a tres conjuntos diferentes: los pámpidos, los lágidos y los amazónidos. Aún no se sabe si los lágidos fueron los primeros en ocupar el territorio, o si fueron precedidos por los pámpidos. Lo documentado es que hacia el s XV los amazónidos avá conocidos comúnmente como guaraníes lograron avanzar desde el norte y el este merced a su superioridad numérica y a la posesión de una cultura material más desarrollada ya que practicaban la horticultura de mandioca, maíz y maní. La práctica de una agricultura de roza les permitía excedentes como para mantener a una población en continuo aumento demográfico que requería de nuevos territorios.

Ante los avá o "guaraníes" se encontraban las etnias cazadoras-recolectoras de los "yes" o lágidos (por ejemplo los asé-guayakí) y las de los pámpidos destacándose entre este segundo conjunto las etnias llamadas por los guaraníes: agaces y payaguás. Merced a su organización económica básica y a su demografía, los "guaraníes" llegaron a organizarse cuasiestatalmente con jefes llamados mburuvichá y tuvichá. Se llega a hablar de una civilización precolombina en lo que hoy es el paraguay Oriental, en efecto se han encontrado grafismos (erróneamente confundidos con escrituras completas) en diversas zonas de Paraguay (Tacuatí, Paraguarí, Cerro Poliya etc. aunque no se puede precisar la o las etnias que los realizaron), que ahora es el Paraguay oriental consistía en numerosas tribus amerindias seminómadas hablantes principalmente del idioma avañeé o guaraní, que eran reconocidas por sus fieras tradiciones guerreras. Practicaban una religión politeísta mítica, que más tarde se mezcló con el cristianismo (en un primer momento los españoles y otros europeos fueron llamados "karaý" o "caraí" palabra que antiguamente en guaraní aludía a alguien al cual se suponía dotado de poderes sobrenaturales, luego la palabra "karaý" se resignificó como sinónimo de "señor".

[editar] Colonización

El primer encuentro documentado de los "guaraníes" con los europeos es el de Alejo García, explorador español o en todo caso portugués nacionalizado español que tras haber naufragado en la isla de Santa Catarina en 1525, lideró antes de 1533 a un fuerte contingente de "guaraníes" que, remontando aproximadamente el curso del río Pilcomayo llegó a las fronteras del Tawantinsuyu, de esta expedición es que surgiría en el Chaco Boreal la etnia mixogénica, con predominio guaraní llamada despectivamente por los quechuas: "chiriguanos". Así las alianzas (casi siempre asimétricas) entre guaraníes y españoles proliferaron en oposición a otras etnias, principalmente contra las de los llamados peyorativamente "guaycurús" y "mbayás" entre los que se contaban los "agaces" y los "payaguás" que padecieron un pronto etnocidio.

Tras la destrucción de la primera fundación de la ciudad de Buenos Aires, gran parte de los europeos procedentes de ésta se refugiaron en la casa fuerte que fundó Juan de Salazar y Espinosa, en efecto: el explorador español Juan de Salazar y Espinosa natural de Espinosa de los Monteros, (España) fundó Asunción en el día de la Asunción, el 15 de agosto de 1537 en las cercanías del poblado liderado por el tuvichá Lambaré. Por la alianza entre guaraníes y españoles es que los varones de los españoles llegaron a practicar la poliginia siendo por esto en sus inicios conocida Asunción como "El paraíso de Mahoma", los hijos mestizos de españoles fueron llamados "mancebos de la tierra" y, algo insólito en el resto de la América colonial, fueron considerados españoles con las prerrogativas de tal "casta", el motivo para esto se encuentra en el valor estratégico que obtuvo el territorio del Paraguay. Pocos años después con "mancebos de la tierra" nacidos en Asunción es que España repoblaba la ciudad de Buenos Aires y fundaba las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, Corrientes, Santa Fe y las luego destruidas de Ontiveros, Villa Rica del Espíritu Santo, Ciudad Real del Guayrá, Concepción de Buena Esperanza, San Vicente de Ybiazá y Santiago de Jerez.

En 1541 la monarquía española nombró gobernador de "La Paraguaria" o Paraguay al célebre Álvar Núñez Cabeza de Vaca, este infatigable andariego llegó a La Asunción el 11 de marzo de 1542 marchando desde la isla de Santa Catarina y en ese trayecto es que descubrió para los europeos las cataratas del Iguazú, tras arribar a Asunción remontó el río Paraguay hasta la Gran Laguna de Xarayes es decir el actualmente llamado Gran Pantanal, fundando en sus costas orientales los puertos de Los Reyes y de La Candelaria, empero los asunceños consideraron una "intromisión" la presencia de Álvar Núñez, por lo cual en 1544 le destituyeron y aprisionaron remitiéndolo a España, designando los mismos pobladores de la ciudad a un importante vecino como gobernador:Domingo de Irala. El rey confirmó a Irala en tal empleo de manera que los asuncenos lograron el singular derecho de nombrar a sus propios gobernadores durante 182 años, hasta 1735.
Durante el gobierno del afamado criollo Hernando Arias de Saavedra (Hernandarias) la ciudad de Asunción finalmente fue convertida por Real Orden del 16 de diciembre de 1617 en el centro de una provincia colonial española siéndole separada la jurisdicción sobre Buenos Aires y otros territorios. Fue algo paradojal y contraproducente: si Juan de Garay desde Asunción y con asuncenos refundó la ciudad de Buenos Aires para que le sirviera al Paraguay como una "puerta de la tierra" es decir, como una fácil salida al Océano aprovechando la cómoda hidrovía del río Paraná, la rápida prosperidad del puerto de Buenos Aires indujo a la monarquía española a que se le diera propia jurisdicción quedando entonces Asunción y su territorio muy aislados del circuito económico mundial. Por otra parte la relación entre europeos criollos e "indios" guaraníes no siempre fue idílica tal como lo demuestra el gran alzamiento liderado por el tuvichá Oberá entre 1579 y 1616 que se extendió desde la región de Guarambaré hasta Asunción y la cuenca del Ypané.

Véase también: Virreinato del Río de la Plata

[editar] Independencia

El Virreinato del Río de la Plata fue creado en 1776 por el rey Carlos III, integrando en su jurisdicción los actuales territorios de Argentina, Uruguay, Brasil (Río Grande del Sur, Santa Catarina), Paraguay y Bolivia y la Región de Antofagasta, hoy chilena. La creación del nuevo Virreinato del Río de La Plata desligó al Paraguay del Virreinato del Perú. La capital del nuevo virreinato se hallaba en la ciudad de Buenos Aires.

La creación del virreinato obedeció a la necesidad de organizar mejor la administración del extenso territorio acosado por el contrabando y la constante penetración de los portugueses y lusobrasileños.

En 1782, se estableció en el virreinato el régimen de las intendencias. Asunción era, en la Provincia o Intendencia del Paraguay, la única población con categoría de ciudad. La zona al sur del río Tebicuary y al este de la cordillera del Caaguazú por su parte correspondía a la Gobernación de las Misiones Guaraníes (o Provincia Subordinada de las Misiones) constituida con los restos de las Misiones Jesuíticas que pudieron quedar bajo control español.

En 1806 y 1807 se producen las Invasiones Inglesas que ocupan las zonas del Virreinato del Río de la Plata correspondientes a la Banda Oriental y a gran parte de Buenos Aires, desde Asunción y desde Córdoba se enviaron tropas que coadyuvaron en la victoria contra los atacantes.

En 1810 llegó a Buenos Aires la noticia de que España había sido ocupada por tropas francesas de Napoleón Bonaparte. Los patriotas argentinos prepararon el movimiento revolucionario. En Buenos Aires se reunieron en un Cabildo Abierto y establecieron la Primera Junta (25 de mayo de 1810) con el objetivo de formar un congreso de todas las provincias del Virreinato del Río de La Plata, es la Revolución de Mayo.

En 1810, debido a la Primera Junta independiente de Buenos Aires, el gobernador realista de Asunción, Bernardo de Velasco remitió a Buenos Aires una nota comunicando la separación de la Provincia del Paraguay del Virreinato del Río de La Plata, Velasco y sus adictos formaron una junta el 24 de junio de 1810, junta que reiteró su fidelidad a la monarquía española de Fernando VII y al Consejo de Regencia de Cádiz.

En 1811 las tropas al mando del General Manuel Belgrano enviadas a libertar el Paraguay desde Buenos Aires marcharon en una expedición para acabar con los realistas (proespañoles) pero fueron derrotadas en la batalla de Tacuarí (9 de marzo de 1811) y en la de Paraguarí por los que se mantenían adeptos a España. Por las derrotas, Belgrano logra firmar un armisticio y cobra fuerza la idea libertadora entre los paraguayos; así el 14 de mayo de 1811, estalló el movimiento revolucionario paraguayo dirigido en lo militar por el capitán Pedro Juan Caballero y en lo político por el gobernador Velasco, lo componían además Juan Valeriano Zeballos y José Gaspar Rodríguez de Francia. Velasco sería destituido antes de un mes.

El 17 de junio de 1811 un congreso nombra una junta gubernativa presidida por Fulgencio Yegros. Se establece un proyecto de confederación entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Paraguay, pero los intereses contrapuestos de las elites porteñas y asuncenas chocan a despecho de las intenciones de los patriotas y los pueblos, tal desinteligencia es incentivada por el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve. El 12 de octubre de 1811 se firmó con el enviado de Buenos Aires, el general Manuel Belgrano, un Tratado de Amistad, Auxilio y Comercio.


El Segundo Congreso Nacional se reunió del 30 de septiembre al 12 de octubre de 1813. Las decisiones de este segundo Congreso fueron las siguientes: se eligió una nueva forma de gobierno, el Consulado al frente de Fulgencio Yegros y del Dr. José Gaspar de Francia, adoptándose el nombre de República que sustituye al de Provincia. Poco después Yegros es quitado del poder y Francia puede declararse completamente opuesto a la confederación paraguayoargentina dado que en Buenos Aires preponderaban los unitarios (en este caso los partidarios de un gobierno centralizado en Buenos Aires).

El tercer Congreso Nacional, reunido el 3 de octubre de 1814, resolvió conceder el título de Dictador Supremo de la República del Paraguay, por un período de 5 años, a José Gaspar de Francia.
No cumplidos aún dos años de la Dictadura Temporal, el Cuarto Congreso Nacional, reunido el 30 de mayo de 1816, declaró dictador perpetuo a José Gaspar de Francia, cargo que ocupó hasta su muerte en 1840.

El gobierno de José Gaspar de Francia que duró 24 años, cerró prácticamente el país a la influencia extranjera. Este gobierno no tenía ministros, y no se permitió en el ejército un grado mayor que el de alférez. En los puntos estratégicos de la República (Itapúa, Pilar, Concepción, Villarrica, Misiones, Fuerte Olimpo) mantenía delegados, encargados de informarle y de hacer cumplir sus órdenes.

En 1820, se produjo una conspiración contra el Dictador, pero fue descubierta y sólo fueron a prisión, entre los que había algunos próceres de la independencia.

En el aspecto económico se tendió a una autarquía. Se incrementó la agricultura, la ganadería y la industria casera. Se confiscaron la mayor parte de las grandes propiedades, repartiéndose la tierra para trabajarla. En el aspecto educativo se cerró el colegio de San Carlos, la única institución de enseñanza superior. El Dr. Francia murió sin dejar ninguna disposición sobre su sucesión. Tras un breve período anárquico, un congreso restableció un segundo consulado en 1841, compuesto del mismo modo que el primero, por un militar, el comandante general de armas Mariano Roque Alonso y un civil, Carlos Antonio López (sobrino de Gaspar Rodríguez de Francia).

Carlos Antonio López, uno de los cónsules, es elegido presidente en 1844 y se proclama una constitución, la primera del país, que consagra un régimen de tipo presidencialista. Durante su gobierno cesa la política de aislamiento, se organiza la instrucción pública gratuita y obligatoria, y se inicia la construcción de caminos, ferrocarriles y edificios.

Consigue además ratificar la independencia paraguaya y el apoyo de Brasil (primer país en reconocerla merced a las facilidades aduaneras que dio Francia al comercio brasileño, especialmente en Itapuá y Fuerte Olimpo) tras lo cual siguió el reconocimiento de la Confederación Argentina.

De este modo los años de formación del estado paraguayo vieron a tres fuertes líderes (emparentados) que establecieron la tradición del gobierno personal que duró hasta 1869: José Gaspar Rodríguez de Francia quien tras librarse de sus rivales Fulgencio Yegros y Pedro Juan Caballero, tomó el título de "Protector Supremo" y "Karay Guazú" (Gran Señor), luego le sucedió su sobrino Carlos Antonio López, y luego el hijo de éste: Francisco Solano López. esta es: la independencia de paraguay

[editar] Guerra de la Triple Alianza

Véase también: Guerra de la Triple Alianza

El joven López fue el protagonista de la llamada "Guerra de la Triple Alianza" (1864-1870) en la cual Paraguay luchó contra las fuerzas reunidas de Argentina, Brasil y Uruguay, apoyadas por el Reino Unido. Paraguay perdió la mitad de su población y el 90% de los varones mayores de 15 años, siendo muerto por los brasileños en tal conflicto el mismo Francisco Solano López combatiendo en Cerro Corá; así tropas brasileñas ocuparon el país hasta 1874.

Una sucesión de presidentes gobernó Paraguay bajo el estandarte del Partido Colorado, partido que en sus inicios representaba a los intereses brasileños, desde 1880 hasta 1904, cuando el Partido Liberal tomó el control, gobernando con sólo una breve interrupción hasta 1940.

[editar] Siglo XX

Entre los años de 1930 y 1940, las políticas paraguayas fueron definidas por la Guerra del Chaco (1935) contra Bolivia, la Guerra Civil Paraguaya (1947), dictaduras militares, y períodos de extrema inestabilidad política. El general Alfredo Stroessner tomó el poder en mayo de 1954. Elegido para completar el período no expirado de su predecesor, fue reelegido presidente siete veces, gobernando casi continuamente bajo la disposición de estado de sitio de la constitución con apoyo de los militares y el Partido Colorado. Durante los 34 años de reinado de Stroessner, las libertades políticas fueron severamente limitadas, y los opositores al régimen fueron sistemáticamente acosados y perseguidos bajo el estandarte de la seguridad nacional y el anticomunismo. Aunque una constitución de 1967 dio dudosa legitimidad al control de Stroessner, Paraguay se aisló progresivamente de la comunidad mundial.

El 3 de febrero de 1989, Stroessner fue derrocado en un golpe militar encabezado por el general Andrés Rodríguez. Rodríguez, como el candidato del Partido Colorado, ganó fácilmente la presidencia en elecciones sostenidas en mayo y el Partido Colorado dominó el Congreso. En las elecciones municipales de 1991, no obstante, los candidatos de la oposición ganaron varios centros urbanos principales, incluida Asunción. Como presidente, Rodríguez instituyó reformas políticas, legales y económicas e inició un acercamiento con la comunidad internacional.

[editar] Paraguay hoy

El 3 de febrero de 1989 se produjo el golpe de Estado protagonizado por el general Andrés Rodríguez contra el dictador Alfredo Stroessner. Con él terminaba la más larga dictadura paraguaya. Tras disolver el Parlamento, el general Rodríguez convocó a elecciones para el 1 de mayo y anunció la legalización de todos los partidos, exceptuando el comunista.

El 1 de mayo de 1989, el candidato del Partido Colorado, el presidente Andrés Rodríguez, consiguió el 74,1% de los votos en la elección presidencial. En cuanto a la elección para diputados y senadores, el Partido Colorado alcanzó el 66,4% (mayoría de 2/3). La constitución de junio de 1992 estableció un sistema democrático de gobierno y mejoró considerablemente la protección de los derechos fundamentales. En mayo de 1993, el candidato del Partido Colorado, Juan Carlos Wasmosy, fue elegido como el primer presidente civil de Paraguay en casi 40 años en lo que los observadores internacionales consideraron elecciones justas y libres. El nuevo Congreso elegido con mayoría de la oposición manifestó con rapidez su independencia del ejecutivo al rescindir la legislación pasada por el congreso dominado por el Partido Colorado. Con apoyo de Estados Unidos, La Organización de Estados Americanos, y otros países de la región En 1992 vieron la luz los trabajos de la Convención de Diputados Constituyentes, surgida de las elecciones celebradas un año antes. Ello permitió la sanción y entrada en vigor de la nueva Constitución. En 1993 se celebraron nuevos comicios presidenciales, en los que también triunfó el candidato del Partido Colorado, Juan Carlos Wasmosy, que se convirtió en el primer civil en llegar a la jefatura del Estado tras cuarenta años de gobiernos militares.

Este hecho no resultó particularmente favorable a los destinos de la República, el gobierno de Wasmosy se reveló uno de los peores de la historia paraguaya. Durante su mandato hubo dos graves crisis financieras, en 1995 y 1997 que eliminaron del mercado casi la totalidad de las empresas financieras locales, sobreviviendo solo las entidades financieras de origen extranjero. La crisis también afectó duramente a la clase media paraguaya y activó una crisis económica de la cual el país todavía no ha salido.

Conjuntamente a los malos resultados en campo económico también se vieron afectados los alcances obtenidos después el golpe del 1989 en campo político. El enfrentamiento de Wasmosy con su principal promotor político, el general Lino Oviedo, jefe de las Fuerzas Armadas, que acusó de querer encabezar un golpe en contra él, le quebró aún más el apoyo del Partido Colorado y desató una crisis político-judicial de la cual el país salió solamente en 1999 con la renuncia del presidente Raúl Cubas.

En 1996 Wasmosy alejó del ejército al Gral. Oviedo bajo la acusación de querer encabezar un golpe en su contra, y en 1997, después el cnel. Oviedo ganara la interna presidenciales del Partido Colorado lo hizo encarcelar y enjuiciar por un tribunal Militar por el mismo crimen, el pueblo paraguayo rechazó un intento en abril de 1996 del entonces Jefe del Ejército, el general Lino Oviedo de expulsar al presidente Wasmosy, tomando un importante paso para fortalecer la democracia.

La Condena de Oviedo lo inhabilitó para las elecciones presidenciales del 1998 y en su lugar se candidató Raúl Cubas, su delfín político. Vicepresidente fue designado el Dr. Argaña, rival político de Oviedo y en aquel entonces aliado de Wasmosy.

Cubas gracias al apoyo de Oviedo, en aquel entonces muy popular, le ganó a la oposición liberal-encuentrista con el 56% de los votos y tres días después de haber asumido el cargo presidencial indultó Oviedo librándolo de la cárcel.

Los colorados argañistas y wasmosistas y los partidos de oposición contestaron fuertemente el hecho y obtuvieron a través de la Corte Suprema una anulación del indulto que Cubas no acató.

Este hecho provocó un pedido de enjuiciamiento político del mismo delante del Congreso que por muchos meses, por falta de quórum, no prosperó. En el marzo de 1999 la tensa situación política se complicó aún más, con el asesinato del vicepresidente y rival de muchos años de Oviedo Luis María Argaña el 23 de marzo de 1999,la oposición inculpó del hecho al Gral. Oviedo. La plaza del Congreso se llenó de manifestantes en contra del gobierno, mientras el Juicio político en contra de Cubas retomaba vigor. Llevando a la Cámara de Diputados a juzgar a Cubas al día siguiente. El asesinato del 26 de marzo de ocho estudiantes manifestantes que fueron acabados a tiros por desconocidos (supuestamente francotiradores oviedistas o más bien policías) esto hizo claro que el Senado votaría por destituir a Cubas el 29 de marzo. Cubas renunció el 28 de marzo y se fue en exilio a Brasil. El mismo día Oviedo escapó en Argentina donde obtuvo asilo político y luego al Brasil. A pesar de los temores de que los militares no permitirían el cambio de gobierno, el presidente del senado Luis Ángel González Macchi, un opositor de Cubas, juró pacíficamente como presidente el mismo día. González Macchi ofreció posiciones de gabinete en su gobierno a representantes mayores de los tres partidos políticos en un intento por crear un gobierno de coalición. Mientras el Partido Liberal lo expulsó del gobierno en febrero de 2000, el gobierno de Gonzalez Macchi ha logrado un consenso entre los partidos en muchas materias controvertidas, incluyendo la reforma económica. El liberal Julio César Franco ganó la elección de agosto de 2000 para llenar la vacante vicepresidencial. En diciembre de 2001, Brasil rechazó la petición de Paraguay para extraditar a Oviedo para enfrentar un juicio por el asesinato de marzo de 1999 y el incidente del "marzo paraguayo". En agosto de 2001, la cámara baja del Congreso consideró pero no pasó una moción para juzgar a González Macchi por presunta corrupción y gobierno ineficaz. En 2003, Nicanor Duarte Frutos fue elegido y juró como presidente. el 20 de Abril del 2008, en unas elecciones históricas, el Partido Colorado pierde la presidencia luego de más de sesenta años en el poder, a causa del caracter e intromision del presidente Nicanor Duarte Frutos.

Vistas
Herramientas personales
  • Registrarse/Entrar
Navegación
  • Portada
  • Portal de la comunidad
  • Actualidad
  • Cambios recientes
  • Página aleatoria
  • Ayuda
  • Donativos
Herramientas